PorFundacion

Tercer Domingo de Adviento: 13 de diciembre

 


«Estén siempre alegres».   

1Tes. 5,16


«Yo desbordo de alegría en el Señor, mi alma se regocija en mi Dios».

Is. 61,10

 


 

Sobre el autor

Fundacion administrator